in

Cuidado con lo que miras, podrían estar esperando para controlarte

Cuatro años atrás fui a una excursión con mis compañeros del salón, iríamos a una construcción antigua, durante el recorrido, unos amigos y yo nos separamos del grupo y fuimos a otro lugar, recuerdo que había unos cuartos muy grandes y viejos, decidimos entrar a uno de esos cuartos y empezamos a ver las cosas que guardaba aquel lugar.

Cansados de las travesuras, mis amigos decidieron regresar al grupo, pero a mí me llamó la atención un cuadro que había en la pared, ellos se alejaron pero yo me perdí mirando el cuadro, parecía hipnotizarme un poco.
En medio del silencio escuché una voz detrás de mí, pude percibir que era la voz como de una mujer diciéndome: “Ayuda”, me asusté mucho y salí corriendo del cuarto para alcanzar a mis amigos.

Cuando llegué al grupo me sentía aterrado, pero no dije nada temiendo que pudieran burlarse de lo que me ocurrió.
Al día siguiente al despertar me dolía la espalda, no presté atención hasta que más tarde cuando el dolor se intensificó, fui al espejo y al quedé sorprendido pues tenía rasguños, estuve pensando y preguntándome ¿cómo o donde me los había hecho?, pero no había respuestas a mi pregunta.

Al enseñarle aquellos rasguños a mi madre se molestó, pensó que podría haber sido el gato que vive con nosotros. 

1. Los sueños se hicieron más frecuentes

Ese día mi madre tenía que salir así que me quede viendo la TV en la sala, me sentía un poco incómodo, pues sentía como si alguien estuviera observándome aunque no había nadie ahí, comencé a sentir una extraña sensación como si alguien estuviera respirando detrás de mi, sentí escalofríos cuando de pronto mi gato saltó al sillón viéndome fijamente y con cara amenazante, era como si no me reconociera y me tuviera odio, no sabía lo que estaba pasando. Con algo de miedo salí a caminar a la calle, no quería quedarme solo y menos sintiendo escalofríos. Por la noche a la hora de dormir, me recosté y me quede profundamente dormido, en mis sueños se me aparecía una extraña mujer que vestía de negro y recuerdo perfectamente que sus manos estaban atadas con una especie de cadena, la cara de aquella mujer no se podía reconocer,era muy borrosa. Esa ocasión soñé que la mujer estaba parada frente a mí, mientras yo estaba muriendo, al despertar de aquel horrible sueño era de día y podía ver en mis brazos y piernas pequeños moretones, no sabía que estaba pasando, pero si sabía que no era algo muy bueno. 

2. Saliendo de clases

Todo ese día me sentía muy mal, tenía un horrible dolor de cabeza y hubo un momento donde la nariz comenzó a sangrarme de la nada, la estaba pasando muy mal. Pasaron días y estos sucesos se hicieron más constantes, tenía pesadillas, dolores de cabeza, la nariz me sangraba y amanecía cada vez más con moretones, debido a esto mi madre decidió llevarme a revisar al hospital, era algo extraño e inexplicable pues los médicos decían que no tenía nada, estaba perfecto de salud, descartaron enfermedades como anemia y dijeron que no había explicación para los moretones. Durante los días siguiente me veía pálido y tenía un pésimo humor, uno de mis compañeros de clase cada vez que me veía decía que me veía muy demacrado, me llegaba a cansar que me lo dijeran así que comencé a ignorarlo, mientras otros se burlaban de mi, yo no quería estar más ahí, me sentía muy mal y estaba cansado, no había podido dormir para nada bien. A la hora de la salida, uno de mis compañeros siguió burlándose de mi, me empujaba en modo de juego, cansado y molesto no pude contenerme más, nunca en mi vida había sentido tanta rabia, volteé a verlo, y su cara se transformó.

3. La pelea

Noté que mi compañero se veía muy asustado, el ruido de la gente se tornó silencioso, en mi interior surgió una voz que decía: “LASTIMALO”, y lo repetía constantemente, era como si alguien dentro de mí quisiera controlarme y manipularme, no pude evitar tomarlo del cuello fuerte y amenazarlo hasta que otros amigos más que estaban ahí lograron separarme de el. El director había visto todo por lo que me llamó y me suspendieron. No sabía que estaba pasando, solo sabía que ese no era yo y realmente mi intención no era lastimarlo. Mi hermana se enteró, estábamos en la misma escuela, me regañó de camino a casa, inexplicablemente comencé a llorar y mientras ella seguía hablando sentí nuevamente que me llenaba de rabia, nuevamente no pude controlarme y aventé a mi hermana fuerte hacia la pared, en segundos comencé a sentir como la culpa me carcomía, me disculpe de inmediato pero ella asustada se levantó y se encerró en su cuarto.

4. La reacción de la madre

Cuando llegó mi mamá, mi hermana fue corriendo hacía ella a contarle todo lo que había pasado, mi madre me regañó muy fuerte, yo intentaba explicarle qué algo muy extraño estaba sucediendo conmigo pero de lo enojada no me escuchaba. Días después mi madre contactó a una psicóloga por la desagradable conducta que tenía, la psicóloga le dijo a mi madre que intentara hablar conmigo, mi madre escuchando el consejo de la psicóloga, habló conmigo ese mismo día, me preguntó que era lo que pasaba conmigo porque yo nunca había tenido esos comportamientos, yo tenía miedo y le expliqué que no me sentía bien, le platiqué de la voz en mi cabeza, de las pesadillas que tenía frecuentemente y el cansancio emocional que tenía, todo le conté. Mi madre no creía en estas cosas, y era entendible yo tampoco era muy creyente, pero esta vez yo estaba desesperado y ella tampoco entendía nada de lo que pasaba.

5. Lo que contaron de mi

Al día siguiente estábamos en la casa y escuché que en la puerta tocaron, mi mamá se acercó para abrir y después de eso escuché que me habló para que bajara, el compañero a quien había lastimado se encontraba en la puerta junto a su mamá, se acercó muy nervioso y nos dijo que ese día antes de la pelea, él vio que apareció una mujer atrás de mi tocándome los hombros y que cuando tome de su cuello vio en mis ojos algo que ni siquiera puede explicar. Mi mamá estaba sorprendida mientras que yo caía en depresión, algo estaba controlando mi cuerpo y ya quería que todo esto parara. Mi madre me llevó con un especialista relacionado en ese tema, tenía que estar consultando con él y cada vez que lo hacía comenzaba a limpiarme espiritualmente, me daba instrucciones que hiciera cuando estuviera en mi casa, y me mencionó que las cosas podrían empeorar, ya que el espíritu apegado a mí iba a hacer lo imposible por quedarse, y así fueron las cosas al principio, no mejoraban, yo sentía la necesidad de hacerme daño, aunque intentaba controlarme. Las pesadillas no paraban, pero aún así yo seguía yendo con fe al especialista.

Mi madre dice que una ocasión mientras mi hermana y yo nos encontrábamos fuera de la casa, ella escuchó unos golpes en la pared que provenían de mi cuarto, cuando fue para asomarse lo único que encontró fue al gato viendo hacía la pared, molesto y gruñendo. Mi madre se asustó tanto que tuvo que hablarle a un padre que fuera a bendecir la casa, mientras yo seguía yendo con el especialista, poco a poco las cosas fueron mejorando. Sin embargo hay días que sueño a esa extraña mujer, espíritu o entidad demoníaca. Actualmente hay días que aparecen aves en la ventana de mi cuarto con el cuello quebrado. No se cual sea la razón, pero igual no creo que sea normal, esta es la terrible historia que me sucedió, tengan cuidado con lo que miran o tocan, no sabes cuando pueden estar esperándote para intentar controlarte.

What do you think?

786 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Sebastian Santisteban Long Finalidad: Gestión y moderación de comentarios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Proveedor de hosting de la web en EU, WebEmpresa, cuyos niveles de protección son adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Hosteurope. Derechos: acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Si no introduces los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios no podré atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto.sebaemprende(arroba)gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la página web: sabiasquecuriosidades.com, así como consultar mi política de privacidad.

Loading…

0

Comentarios

0 Comentario

Angelica – Rugrats (Los bebes no existen son imaginación de Angélica quien es ignorada por sus padres)

Helga Pataki – Oye Arnold (Helga representa la vida de una niña con trastornos bipolar y malos comportamiento..este caso es real)